MERCEDES, LA MAYISTA QUE DE NIÑA ESCRIBÍA POEMAS Y CUENTOS.

“Sí, es verdad que la UNAM posee personas admirables y entrañables. Hay mucha gente que simplemente uno puede escuchar por horas en una charla agradable. Esas personas todavía tienen la cualidad de despertar la imaginación, la curiosidad y la conciencia.”

A parade of WAYS

 

Por: Nadia Rodríguez

Es muy cierto que últimamente vivir dentro de la UNAM es algo complicado, el narcomenudeo, la inseguridad y otros problemas que la aquejan merman su vida cotidiana y la desestabilizan. Pero qué es la UNAM sino un termómetro de las heridas que tiene el país.

Esta realidad pega duro y, a veces parece tambalear la esperanza depositada en ella, sin embargo, vivirla desde dentro, asumirla como casa de estudio y de trabajo y conocerla bajo el factor sorpresa que no se acaba nunca, establece pronto la otra realidad: las historias humanas de estudiantes, académicos e investigadores que son ejemplares.

Sí, es verdad que la UNAM posee personas admirables y entrañables. Hay mucha gente que simplemente uno puede escuchar por horas en una charla agradable. Esas personas todavía tienen la cualidad de despertar la imaginación, la curiosidad y la conciencia.

La historia siguiente es la de una investigadora que forma parte de  ese grupo de individuos que han invertido todos sus años en la UNAM haciendo una larga trayectoria, amplia lucidez y alegría por vivir.

Platicar con la Dra. Mercedes de la Garza ha sido un lujo imborrable que me reconcilia con todo. Esta mujer es Investigadora Emérita del Instituto de Investigaciones Filológicas y miembro del Centro de Estudios Mayas. Hizo sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras y muy pronto se volvió una apasionada de la historia de las culturas antiguas.

Fue alumna del arqueólogo Alberto Ruz, descubridor de la tumba de Pakal en Palenque y así fue como decidió enfocar sus estudios al conocimiento de los mayas y los nahuas. Luego de enamorarse plenamente de esta zona arqueológica chiapaneca que conoció cuando era joven.

bonampak 1969 mercedes de la garza

foto mercedes de la garza con levisstrauss palenque 1981

Lo que más ha llamado su atención es el estudio del simbolismo religioso dentro de estas culturas y esto se lo debe a uno de sus grandes maestros: el Dr. Miguel León Portilla.

Mercedes de la Garza inventó un método innovador para analizar el simbolismo religioso de las culturas mesoamericanas que consiste en comparar las ideas de los grupos mayas de hoy, los que vivieron la época de la Colonial y lo que se ha podido rescatar del pensamiento de los grupos prehispánicos. De esta manera ha contribuido a dotar de sentido las expresiones religiosas, en particular, de esta cultura enigmática que es la Maya.

Tiene más de 20 libros escritos y toda su obra, en la cual también incluye estudios sobre las manifestaciones estéticas de los mayas, es referencia a nivel nacional e internacional. ¿Cuál es la interpretación de los sueños en la cultura maya? ¿Qué papel han jugado los chamanes y las sustancias psicoactivas que consumían para motivar su conocimiento? Son algunas de las preguntas que han acompañado la curiosidad de Mercedes.

Una de sus grandes aventuras sucedió cuando se convirtió en directora del Museo Nacional de Antropología e Historia, en ese enorme espacio  tuvo la oportunidad de ser curadora de diversas exposiciones y dicho por las propias autoridades y especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Dra. Mercedes de la Garza Camino “fue la mente detrás de la restructuración integral de 20 salas del museo”, sin duda, una labor que hizo con gusto y pleno conocimiento desde 1997 al 2000.

Así se ha dibujado una vida como investigadora y profesional durante 30 años en los que no sólo ha mantenido vivas a las culturas prehispánicas, sino que además tiene la firme convicción de la defensa de los derechos, tradiciones y lenguas de los pueblos indígenas.

Mercedes de la Garza Camino es una universitaria ejemplar porque siempre ha hecho lo que ha querido. Vive su profesión con pasión y seguramente eso la mantiene vital, llena de ganas de seguir trabajando en proyectos múltiples como el del Gran Acuífero Maya de Quintana Roo. Dicho por ella misma: “caí en el mundo maya para no volver a salir nunca”

 

Mercedes de la garza

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s